Las Promesas de la Biblia

Sea lo que sea que estemos sintiendo, sea lo que sea que estemos sufriendo, sea lo que sea que estemos esperando–la Biblia tiene algo que decirnos.-parte 7-

LAS PROMESAS DE LA BIBLIA-parte 7-

AUXILIO EN LAS TRIBULACIONES-parte 2-

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.  Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Más volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.  (Salmo 126:5, 6)

Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; A los fieles guarda Jehová, Y paga abundantemente al que procede con soberbia.   (Salmo 31:23)

Bien que fuisteis echados entre los tiestos, Seréis como alas de paloma cubiertas de plata, Y sus plumas con amarillez de oro.  (Salmo 68:13)

He aquí, Dios no aborrece al perfecto, Ni apoya la mano de los malignos.  Aún llenará tu boca de risa, Y tus labios de júbilo.  (Job 8:20, 21)

Porque no menospreció ni abominó la aflicción del afligido, Ni de él escondió su rostro; Sino que cuando clamó a él, le oyó.  (Salmo 22:24)

En seis tribulaciones te librará, Y en la séptima no te tocará el mal.  (Job 5:19)

Jehová será refugio del pobre.  Refugio para el tiempo de angustia.  (Salmo 9:9)

Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, Y me salvará tu diestra.   (Salmo 138:7)

Tu encenderás mi lámpara; Jehová mi Dios alumbrará mis tinieblas.  (Salmo 18:28)

Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová.  (Salmo 34:19)

Porque el Señor no desecha para siempre; Antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias; Porque no aflige ni entristece voluntariamente a los hijos de los hombres.  (Lamentaciones 3:31-33)

Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.  (Salmo 18:2)

Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Jehová será mi luz.  La ira de Jehová soportaré, porque pequé contra él, hasta que juzgue mi causa y haga mi justicia; él me sacará a luz; veré su justicia.  (Miqueas 7:8, 9)

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz.  En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.  (Juan 16:33)

 

A %d blogueros les gusta esto: