¿Ley Moral y Ley Ceremonial?

PERPETUIDAD DE LA SANTA LEY DE DIOS

“Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor”  (Juan 15:10).

“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido a abrogar, sino para cumplir.  Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido”  (Matero 5:17,18).

“He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo, sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de EL teman los hombres” (Eclesiastés 3:14).

Dios es eterno, su ley también es eterna (Salmo 119:152).

LOS SANTOS MANDAMIENTOS: Los Diez Mandamientos se encuentran registrados en Éxodo 20:3-17. Nadie tiene derecho a cambiar estos mandamientos; tampoco nadie debe agregar o quitar algo (Ecles.3:14; Apoc.22:18,19). Jesús nunca autorizó a nadie a hacer cambio alguno; al contrario, reprochó enérgicamente a quienes procuraban cambiar la ley por la tradición humana (Mateo 15:3,6,9).

EL CRISTIANO DEBE GUARDAR LA SANTA LEY: La ley es de gran utilidad para la vida del cristiano (Rom.2:18; Salmo 119:104, 165).  Los redimidos guardarán la Santa Ley (Rom.2:13; Apoc.14:12; 1Juan 2:3-6) Dios es quien nos ayuda a respetar la Santa Ley (Heb.10:16; Juan 15:5; Rom.8:3,4).

LA IMPORTANCIA DE LA LEY: Es la norma de la verdad (Isaías 8:20).  La ley es una copia del carácter de Dios;  ambos son:

  • 1. SANTOS (1Pedro 1:16, Romanos 7:12).
  • 2. JUSTOS (Juan 17:25; Salmo 119:172).
  • 3. PERFECTOS (Mateo 5:48; Salmo 19:7,8).
  • 4. ETERNOS (Hebreos 13:8; Salmo 111:7,8).

LA LEY Y LA GRACIA: Nadie se salva por guardar la ley, sino por la gracia redentora de Jesús (Gálatas 2:16).  Sin embargo, la ley tiene una parte notoria y necesaria para la salvación; nos indica lo que es pecado (1Juan 3:4). Como un espejo nos muestra nuestra condición (Sant.1:23-25). Luego nos lleva a Cristo, quien nos salva (Rom.10:4, Gal.3:14).  Salvados, con la ayuda de Dios, respetaremos la Santa Ley, pues la gracia no invalida la ley de Dios (Rom.3:31).

LA LEY DE DIOS NO HA SIDO ABOLIDA: Jesús enseñó con claridad que la Santa ley de Dios no cambia (Mateo 5:17,18).  Por lo tanto para no confundirse, conviene diferenciar entre la ley moral de Dios que es eterna y las leyes ceremoniales que representaban a Cristo y su sacrificio y que por lo tanto, terminaron con su muerte en la Cruz (Col.2:14; Efes.2:15). Existe una clara diferencia entre la ley moral y la ley ceremonial:

LEY MORAL: Es espiritual (Rom.7:14) —Ley real (Sant.2:8) —Dada por Dios (Deut.4:12) —Escrita en piedra con el dedo de Dios(Exo.31:18) —Es inmutable (Salmo111:7-8) —No fue abolida (Rom.3:31).

LEY CEREMONIAL: Es carnal (Heb7:16) –Ley ritual (Col.2:14) –Dada por Moisés (Lev.1:1-3) –Escrita en libro (Deut.31:24) –Es temporal (Heb.10:1) –Fue abolida (Colos.2:14).

BENDICIONES QUE RECIBIMOS AL GUARDAR LA LEY DE DIOS: El universo, creación de Dios, está regido por leyes naturales. Todo el ordenamiento moral,  social, comercial e internacional se rige por leyes. Asimismo, Dios instituyó leyes morales y espirituales.  Las mismas son como las sabias disposiciones de un padre para la recta formación de sus hijos.   Es clara la enseñanza bíblica acerca de la necesidad de respetar los Santos Mandamientos 

“NO TODO EL QUE ME DICE: SEÑOR, SEÑOR, ENTRARA EN EL REINO DE LOS CIELOS, SINO EL QUE HACE LA VOLUNTAD DE MI PADRE” (Mateo 7:21). Siendo que Dios traerá toda obra a Juicio, todos debemos guardar los Mandamientos (Ecle.12:13).  Se prometen bendiciones a los que guardan la ley, tendrán paz (Isaías 48:18; Salmo 119:165); Jehová los exaltará (Deut.28:1).(Puede ampliar este tema en:Conflicto entre el Bien y el Mal-Descubriendo una Adoracion mas profunda)

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: